Virtual and Augmented Reality at School. Disruptive Innovation in Education?. Is it the Educational Community ready to redefine a new Educational Ecosystem?

The true sign of intelligence is not knowledge but imagination. “Albert Einstein”

vr-image-01

The future framework for smart digital education, leave permanently redefined from the continue impact of new technologies, communications and infrastructures development, experiences and case studies and last but not least international experiences from a more global perspective.

Virtual reality is not a passing fad, is not only a question around nice 3d pictures, disruptive words or video games…we are talking about the “Future of the Society”. Imagination, Innovation, Inspiration, Interaction, Interconnection and Improvement, a new paradigm pushing from the pillars of education “that needs to be agreed and adapted to the reality of each environment, preventing breaks and digital divides in access to knowledge and technologies that impoverish citizens and therefore to society.

Let’s talk about “Imagination”.

The convergence of digital forces such as social media, mobility, analytics, and cloud computing is driving transformation across industries as well as in our personal lives. Disruptive Innovation is making headway in this complex interconnected world, where the contribution and converge of creativity, imagination, knowledge, technologies, procedures and methodologies, is revolutionizing the world of smart education though a more global and qualified professionals scenario. It is not a question about technology, is all about a new way of learning: We need to reimagine the Education from a new perspective in a new complex context.

Let’s imagining for a while the “Year 2025”…close your eyes and think about how it looks like. Your thoughts are sorted and limited by your background, education, knowledge and social issues. But try once again with an open mind, and try to reimaging the world in 2025. Think about the new society needs and demands, the new citizen’s skills, the Environmental challenges, the new Smart Ecosystems, the Internet of things implications, the eHealth and Well-Being ecosystem…And try to find the best answer to your imagination. Do you really think we are on the right track?

What about “Innovation”.

If we wish to prepare a generation of citizens as entrepreneurs and leaders for the 21th. century who can face real-world problems, we must give them real-world problems to solve.

From my personal years of experience, I nurtured an interest in cultural heritage, topography, photogrametry, imagering and geography and learned a lot about ancient civilizations recreating Virtual Worlds of old cities, places and cultures. Similarly, millions of students have played with games and learned about the hazards of world culture. When we talk about the potential effect of virtual reality on education, we are talking about 4 main new concepts in education: 1) the ability for students to learn within immersive and transportive digital environments, 2) the gamification experiences of the learning process, 3) the process of learning by doing based in real experiences, and 4) the new paradigm where the student is in the center, not the teacher.

Some studies and early experiences have shown that VR is indeed a potentially transformative educational platform, where educators, teachers and students need to reimagine their new roles. Meanwhile, educators will have to learn how to best incorporate VR into their curriculum and class activities, while managers must create the flexibility for their teachers to learn and experiment. ¡¡¡This is the greatest challenge!!!.

vr-image-02

 Talking about “Inspiration”.

I have been involved in this technology for many years. In the early beginning it was focus on professional environment and technical applications. Very expensive, sophisticated and complex technology for common use. Now, thanks to the “Mobile Revolution” schools, universities and private training providers are using VR & AR in a smartphone environment, having an amazing impact on students’ learning experience. Examples of practice in video-game industry and higher education tend still very much to be centered on Engineering and eHealth. But I don’t think it will be long before we see more VR experiences being used across other industries and in a larger proportion of educational environments.

vr-image-03

VR and AR technologies offer new possibilities in the educational and professional training environment, allowing a greater involvement of students in their own learning context and a continue evolution of digital content and tools.

The teacher / tutor-student relationship is enhanced by the facilities that offer VR & AR technology when creating virtual communities and tools for use in the classroom in an effective, simple and friendly community. The efficient implementation of new technologies in old organizations needs to adapt methods and procedures in a new paradigm and changing the teacher/student role.

vr-image-04

Think about “Interaction”.

VR based on Actions Based Learning, is a new technology based training approach. Depending on the organization and training project to address, creates a matrix that meets the requirements for every action: which user profile addresses each action, which type of learning program, capacitive or training, the exchange of information and documentation to be used, the format and method to deliver information, the method to archive results based on Kpi´s and the best technology to be used in every action.

Nobody can realize how VR will looks like in 10 years, but one thing is for sure, VR is one of the big challenges for the next years. Almost all big players are making significant announcement every day, like Google, Facebook, Microsoft, Sony, Samsung, Huawei… The mobile virtual reality market is predicted to reach US$150 billion by 2020, and this will pit companies against each other as they seek to grow into these new rich and contextual environments. What’s next? It will be interesting to see how new players will respond to this new big challenge, how will interact with internet of things in smart environments, and what kind of Educational Ecosystems will be developed…we will see as main actors.

Making real impact on education “Interconnection”

Maybe there is a big pressure from big companies pushing the VR sector based on hardware platforms, new devices and gadgets. But what about apps and availability of contents?. Perhaps most relevant issue for next years is investment in “educational digital content”: games and experiences with educational value. In this new VR environment, storytelling plays a new roll and must be redefined according the new focus: “the student”. Contents must be well designed and ideally, including collaborative and social components. Here, there is much to learn from recent research into gamification of learning, fueled by the increasing availability of computers and devices in classrooms.

vr-image-05

Immersive Virtual Reality Education must be placed into a new context. For students of all ages and abilities who wish to learn through experience rather than memory testing. Using Immersive AR & VR Environments we can place students in any real world or virtual situation with an active role in proceedings through various tasks they will need to complete. Situations and outcomes will dynamically change depending on the students input and this will keep the student active and engaged throughout the lesson.

According some research and studies, students of all ages typically retain between 10% and 30% of that they read and see. Traditional educational materials fail to inspire and engage further learning with most students as it forces them into a form of memory testing rather than retaining knowledge through practice and experience. Traditional lessons are also taught through ridged structures that don’t change if repeated. This causes fatigue and boredom with less student retention. Interactive 3D solutions have been shown to increase student’s attention levels by 92% and increase test scores by 35% – while at the same time creating a new level of engagement for students and staff.

As an ITC & Smart Education Consultor with 25+ years’ experience integrating technology, it is exciting for me to see a technology that so quickly captures the attention of the students, motivates them to make the effort to learn the procedures, and then opens them up to the relevant content.

Surfing the Web
New Educational Open Spaces

Virtual and augmented reality is going to be a disruptive technology in education and we need to learn from experiences and permanently reimaging the context to make an impact on education. On one hand, virtual reality is already being tested and discussed all over the world through applications as diverse as training advanced medical students, in K-12 classrooms, and exhibits in cultural institutions and museums– virtual reality’s attraction is the immersive environment that it creates, and it seems intuitive that students are a perfect test case. But still there are a lot of issues that must be resolved: Standardization on devices, apps, internet access, availability of specific educational content, prices, stability of versions…

vr-image-06

Bring VR & AR experience to your school “Improvement”

So what are we doing about Virtual and Augmented reality in education?. Well you might be confused by the VR & AR related headline, and wondering why the classroom needs that. Six months ago, we launched an innovative project “Smart Education Labs” embedded into 6 Learning Resource Center. This was our pilot experience with the Ministry of Education of United Arab Emirates, and a lot of changes and improvements were applied in the meantime. Now, we are working on a brand new platform that will be soon available with a whole range of affordable and new services and accessible materials for different devices and platforms (Oculus, Samsung VR and Cardboard).

But I know this is not enough, we need to improve a lot. We are creating Workshops to train teachers as a key success factor to implement new technologies in the better scenario and learning from the best practices. And we need to share experiences with the educational global community, in a continue learning process to adapt technology and process to the learning programs and users demands.

We are working hard on developing specific educational environments, contents and experiences based on our previous experiences, and implementing all these case studies in our new platform.

Our focus is to implement Smart Education Labs as an Innovative VR&AR space for the Global Educational Community. This is just the very first step to the future.

Carlos J. Ochoa Fernández (c)

Anuncios

LA CRISIS SILENCIOSA (1ª parte)

Ha sido un largo periodo de espera y de cambios de todo tipo, pero finalmente estoy de vuelta y esta vez para quedarme…

A lo largo de estos últimos años, estamos asistiendo y padeciendo una serie cambios drásticos y profundas transformaciones en nuestra sociedad y que nos afectan en mayor o menor manera a todos. Y no es menos cierto que debemos aceptar que el “cambio” es un estado de permanencia en nuestra agenda, pero los ciclos entre fases se acortan y eso nos obliga a un esfuerzo de activación mental y física permanente.

Hay cambios y trasformaciones que vemos, percibimos, sentimos o sufrimos. Pero hay otras que ocurren a nuestro alrededor de forma muy sutil, en mundos paralelos y que aparecen de repente, como por casualidad.

Independientemente del tipo de cultura o régimen político que gobierne en cada lugar del planeta, sociedades democráticas, religiosas o dictatoriales, estamos siendo dirigidos por una misión casi “mesiánica” cuya base es la economía del crecimiento y la rentabilidad, sin demasiadas preocupaciones en la sostenibilidad del modelo. La inmediatez prima sobre el largo plazo y el beneficio individual sobre el colectivo.

Este proceso no es nuevo y se viene labrando desde hace décadas. Y su primer foco se centra en las bases: la educación y la formación de niños y adolescentes. Los modelos educativos de la actualidad son casi ancestrales y basados en la lección magistral, cuyo actor principal es el profesor y no el alumno. Desde niños, a los jóvenes se les dirige y forma bajo una fuerte presión de “utilidad a corto plazo”, a cubrir las demandas del mercado inmediatas, independientemente de su vocación, aspiración o misión. Aniquilando de esta forma los sueños de millones de jóvenes. Limitando su creatividad, coartando su imaginación, su espíritu descubridor e inspiración, con la idea de crear maquinas perfectas, con una capacidad mínima de pensar y decidir por ellas mismas.

Nos encontramos pues, en un escenario en el que los jóvenes se ven forzados a dirigir sus objetivos en una única dirección, transformando los procesos y planes educativos y formativos en una herramienta para el desarrollo y crecimiento económico de un modelo “universalmente” aceptado. Lejos de un modelo de desarrollo de sociedad sostenible a largo plazo, inteligente, democrática y respetando los valores “universales”, la ética y el medio ambiente.

Esta transformación, vertiginosa, está produciendo grandes cambios cuyo impacto “global” e interrelacionado no se sometió a un estudio y análisis profundo y absolutamente necesario para analizar sus potenciales consecuencias en nuestra sociedad a medio plazo. Esto puede llevarnos a un escenario de futuro realmente incierto, preocupante, que puede afectar directamente al modelo de democracia y libertades actual. En donde las incertidumbres superan con mucho las previsiones más pesimistas de organismos internacionales.

Estamos viendo como distintos estados nacionales, están descartando deliberadamente en sus sistemas de educación materias, aptitudes, valores, que casi sin advertirlo, son absolutamente necesarias para mantener la viva la creatividad, la imaginación, la diversidad, en fin, viva a la democracia.

Y ante esta situación, asistimos silenciosos sin cuestionar en profundidad el estado de la cuestión: El que y para qué.

Esta crisis o estado de crisis permanente en la que vivimos y que a grupos de interés les interesa que así se perciba por la sociedad, con el fin de mediatizar la toma de decisiones que en una situación “hipotéticamente” asumida como de normalidad no se aceptarían, pone en fuerte tensión y en conflicto la idea de la educación universal.

Una educación concebida como una herramienta para el crecimiento económico —poco o nada preocupado por una reflexión seria, honesta y sensible sobre la equidad en el acceso a la misma y las oportunidades. Por el contrario, la educación debe estar en el ADN de los países y estados, bajo una “Visión” más allá del decálogo político de un partido, ideario político y mucho más allá de acuerdos cortoplacistas entre grupos de interés. Una “Visión” que defina un modelo de país/estado y que entre sus pilares básicos y prioritarios se encuentre la educación y la formación de sus ciudadanos. Una educación que nivele las necesidades de la sociedad con las vocaciones personales, inspirada en valores, la igualdad de oportunidades, el acceso libre y gratuito a la educación deseada, que afronte con decisión las grandes brechas de la sociedad del siglo XXI (digital, envejecimiento, pobreza, conocimiento…) y que permita el modelo de desarrollo humano de una educación liberal, indispensable para cultivar las democracias del mundo global.

Para algunos expertos y estudiosos, en la actualidad hay una fuerte tendencia a considerar que el principal objetivo de la educación es “enseñar” a los estudiantes a ser económicamente productivos, y según parece, las cosas que sí importan son aquellas que preparan a los individuos para acceder a una carrera laboral. Esta visión limitada de la educación, basada en el desarrollo de habilidades rentables, limita considerablemente la capacidad para pensar de una manera distinta, enriquecer el pensamiento desde distintos puntos de vista, criticar a la autoridad y para sentir solidaridad por las gentes que son diferentes o están marginados.

Esta fuerte tendencia a educar en un pensamiento “único” comúnmente aceptado, se ha convertido en un obstáculo para el desarrollo de nuestras capacidades para tratar los problemas globales complejos aportando soluciones distintas. Limitando infinitamente nuestra capacidad de ser humano libre y con capacidad para pensar y tomar decisiones justas.

Va pasando el tiempo y nos vamos sumergiendo en una especie de burbuja virtual, que a medida que se hace más grande, sus paredes se vuelven más débiles y sensibles. Una burbuja compleja, que no obedece a ningún tipo de reglas físicas ni químicas y que navega sin rumbo, en un espacio cada vez más etéreo e imprevisible.

El impacto de las redes sociales es fundamental, pero cambiante y mutante a la vez. Internet se nos abrió como “un nuevo mundo de oportunidades” para compartir libremente nuestros conocimientos, una oportunidad de democratizar las opiniones y globalizarlas (entre otras muchas cosas). Pero hoy asistimos, que además los medios y las redes se llenan de demagogos y charlatanes de feria, desinformados parlantes generadores de difusos titulares, cuyo único objetivo es obtener una rentabilidad personal a corto plazo sin importarles las consecuencias que esto pueda acarrear para la sociedad, la sostenibilidad del modelo y los logros conseguidos a base de mucho esfuerzo y trabajo a lo largo de décadas.

blablabla

Es posible que si hacemos una reflexión macro sobre el nivel de riqueza y su reparto a nivel global, la sociedad se encuentre mucho mejor que hace 50 años. Y si esto es posible, es debido a un mayor reparto de la riqueza sobre el planeta, beneficiándose nuevas clases sociales emergentes en los países en desarrollo.

En apenas 15 años, la pobreza extrema se ha reducido en el planeta del 46% al 22%. Y esto es positivo, sin duda. Y debido mayormente al esfuerzo realizado por los ciudadanos de la Unión Europea, que han contribuido con más del 60% de esta ayuda. (*)

edufondo

Pero por otro lado, este beneficio global no se ve reflejado en la medida que aparentemente cabría de esperar desde la perspectiva de los países desarrollados. Esto es, a través del desarrollo de una clase media, con un nivel de formación y cualificación importante y homologado con el de los países desarrollados y por tanto, en disposición de contribuir en mayor medida a la generación de valor añadido local y conseguir la sostenibilidad del modelo en estas nuevas regiones.

Este modelo de crecimiento viene desarrollándose a través de modelos que podríamos definir como “burbujas virtuales”, modelos especulativos y que sólo buscan rentabilidad inmediata, con fuerte inversión en mano de obra poco cualificada, alta competitividad en precios y escasa o nula cobertura social, profesional o educativa. Lo que provoca desajustes sociales importantes, fuerte impacto medioambiental y que se ponen de manifiesto en múltiples formas a lo largo y ancho del planeta.

Hace algunos meses, con motivo de un Congreso Internacional celebrado en Berlín, tuve la oportunidad de compartir mesa con personalidades ilustres del mundo de la política y la economía europea: Wolf Rüdiger Bengs, la Baroness Neville-Jones y Klaus-Peter Willsch entre otros. Debatiendo en “petit comité” sobre cómo afecta la profunda crisis europea a los presupuestos de seguridad y defensa de los distintos países de la Comunidad y las consecuencias que esto puede tener en la sociedad.

Y como suele ocurrir en estos actos, la deriva intelectual tiende a la política primero y a la economía después. En cualquier caso, mi primer motivo de preocupación y consecuente alarma, se disparó ante el terrible y casi apocalíptico mensaje lanzado por alguno de los contertulios sobre el estado de la economía actual y los riesgos inmediatos de inestabilidad en la zona euro y por consecuencia, el impacto a nivel global. Y todo esto ocurrió antes de la “crisis migratoria” en Europa.

Cierto es, que en aquellos meses la percepción y el estado de la Unión Europea estaba siendo vapuleada en sus cimientos. Falta de entendimiento político, falta de ambición europeísta a la hora de plantear grandes políticas unitarias, absoluta falta de liderazgo, falta de rigor a la hora de implantar las medidas estructurales comprometidas en Europa y garantizar su seguimiento y cumplimiento, dualidad en los discursos entre lo que se dice fuera de las fronteras y lo que se hace dentro, visión cortoplacista con mas preocupación por el sillón electoral que por la situación de la moneda única y en consecuencia, el desplome de las economías de los países más débiles.

Si bien, se puede decir que no hubo nada nuevo bajo el sol, si resulta interesante escuchar de primera mano estas reflexiones desde el corazón de Europa, y como se nos ve y percibe desde la distancia. Que por cierto y dicho sea de paso, estamos muy lejos de ver el problema con la misma óptica.

En resumen, la visión de los políticos y los economistas, si bien acaba coincidiendo en el análisis y los motivos de la situación coyuntural, no acaban de aportar soluciones sólidas y serias a largo plazo, más allá de las vagas generalidades que ya todos conocemos de memoria. Pero sin embargo si tendrían un impacto negativo en las políticas de seguridad, defensa y educación en los países de la UE, por las fuertes reducciones presupuestarias. Algo que se puede constatar en estos últimos meses de forma manifiesta a través de las últimas amenazas y ciber amenazas globales, la crisis migratoria, las crisis de identidad europeísta de algunos miembros, los movimientos antisistema y nacionalistas.

Dentro de esta crisis silenciosa, cuyos resultados y evidencias vemos emerger como inmensos icebergs, se producen una serie de daños, nada colaterales, que empobrecen y endeudan a los países de por vida. Desprendiendo de una mínima oportunidad de igualdad a niños y jóvenes que han nacido y vivido en países en permanentes conflictos y/o guerra.

La falta de recursos materiales y humanos para acometer un proyecto educativo “libre”, sólido y sostenible, que permita regenerar a una juventud que no tiene memoria histórica de haber vivido un tiempo de paz. Que no tienen, ni tendrán en años, acceso a los niveles de educación, formación, tecnología, comunicación…de las sociedades avanzada, creando una brecha aún mayor que la imaginada hace años. Unos lugares en donde el ordenador es un objeto más valioso que un coche, y en donde el acceso a internet está restringido a situaciones y localizaciones privilegiadas. Esta desigualdad “extrema” y provocada, es una barrera que bloquea el desarrollo real “global” de los niños y jóvenes del mundo, ante lo que sólo queda imaginación, voluntariado, dedicación y mucho trabajo.

En algunos países, a través de iniciativas “libres y creativas”, han puesto proyectos de educación en pequeñas escuelas o centros a través de antiguos dispositivos móviles, en los que los profesores graban historias, cuentos, lecciones…como mensajes de voz y texto, que es compartido por los niños de escuela en escuela. De esta manera intentan recuperar la ilusión de los niños, las ganas de vivir, de estudiar para ganar la libertad de poder pensar en igualdad de oportunidades, de imaginar un mundo en paz, más allá de las tierras en las que les ha tocado vivir.

“Sería catastrófico convertirse en una nación de gente técnicamente competente que haya perdido la habilidad de pensar críticamente, de examinarse a sí misma y de respetar la humanidad y la diversidad de otros” (El cultivo de la humanidad, 1999). Martha Nussbaum

LIKES, AMIGOS Y SEGUIDORES. LA TRANSGRESIÓN DE LAS MAQUINAS.

 

News

Buenos días mundo, sonríe. Ese es mi mensaje matinal desde Twits & Shout cada día desde hace ya algún tiempo. Y hoy deje varias reflexiones sobre la mesa. Si, bastante transgresoras quizás, podría decir alguien. Pero yo las defino como de sentido común, o al menos como parte de mi común sentido. Y por ello, he decidido compartir estas reflexiones en voz alta con vosotr@s, ciudadanos del mundo.

Hoy, la reputación de un individuo se mide en “likes, amigos y seguidores”, aunque seas un don nadie, eso es lo que importa realmente. Y que poco me gusta esto, de que nada cueste nada. Un nuevo lenguaje, nada transgresor, de buen rollo me atrevería a decir, pero del que hay que conocer las reglas en profundidad para saber en qué terreno nos estamos moviendo y en qué dirección nos lleva.

Llevo una temporada un poco apartado de mi Blog y no es por olvido, sino quizás por falta de tiempo. De tiempo de calidad, para reflexionar, reposar ideas, relajar la diabólica marcha del día a día y dejar fluir contradicciones y reflexiones a media voz que me ayuden a volver a poner las cosas en su sitio. O dejarlas que se ordenen ellas solas y observar la evolución de los acontecimientos.

Las personas controladoras necesitan tener todo bajo control, cuando en realidad el control las ata a sus limitaciones y las impide ser más creativas, espontaneas e innovadoras. Pero eso sí, aparentemente “todo bajo control”. Incluso el caos, puede estar controlado, cuando se conocen los parámetros que lo desatan.

Shout: Hubo vida antes de Twitter, y de facebook…y de internet. Pero ya casi nadie lo recuerda…imaginas…? Follow Me 10 hours ago

Sigo con mis lecturas de estos últimos días y dejo para “mañana” la entrada del próximo blog sobre La Crisis Silenciosa y la necesidad de pensar distinto Ya!. Y recuerdo entre las últimas lecturas de artículos sobre emprendimiento, (hoy todo el mundo ha emprendido, emprende o está emprendiendo), l@s mensajeros y nuev@s mesias de las nuevas reglas, propuestas y mensajes, escupidos a gritos por los distintos canales de internet. Mensajes que si no fuera por la particularidad y capilaridad del medio, nadie se atrevería a decir ni tan siquiera a transcribir y mucho menos publicitar en todas direcciones. A quien le importa quién es tal o cual, que experiencia o formación avala su discurso mesiánico, si tiene 40.000 likes y 12k seguidores…Hoy, la reputación se mide en “likes, amigos y seguidores”, aunque seas un don nadie. Y que poco me gusta esto, de que nada cuesta nada.

Shout: “Reflexion 1”. Nos estamos convirtiendo en una sociedad TinyTwit?. Que vive de titulares y vacia de contenido? Follow Me 10 hours ago

Estamos entrando en un nuevo paradigma de lo banal, los titulares vacíos de contenido, la micro información en píldoras…¿a quien le importan los detalles?, el porqué, el para qué, el motivo y las consecuencias. Si para ello debo apretar una tecla +, y no hay más.

La micro-información condensa hasta el titular, de tal manera que resulta hasta difícil entender de qué va esto o aquello. Pero eso sí, lo re-tuiteo, porque me lo envía alguien con 12k de seguidores. Por cierto, no sé quién es…ni porque me eligió a mí para enviar sus mensajes y seguirme, si dudo que lo que escribo le interese para nada, además…entenderá mi idioma?, ¿acaso me importa?. Un seguidor más, mola, ah…no me ha costado nada.

Recuerdo mis años de juventud, en los que las salidas de excursión en autobús eran toda una fiesta. La pelea por elegir los sitios de atrás para poder montarla bien, cantar, charlar con los amigos, en fin disfrutar del viaje sin parar. El bullicio era casi atronador, no se paraba una décima de segundo. El que tenía un come discos o un cassette lo llevaba para mostrar a los colegas su música (eran los primeros dispositivos portátiles que manejábamos) y de esta manera discutíamos del último disco de los Stones, los Beatles, Leonard Cohen, Neil Young o Led Zeppelin. Por cierto, muchos de ellos comprados con sus portadas originales en el último viaje a Londres, porque aquí la censura los prohibía.

Shout. “Reflexión 2″: Cuanto es el impacto de los medios y la comunicacion en la vida real?. Un indicador para la sociedad de las perdonas?. Follow Me 10 hours ago

Hoy, cuando un grupo de jóvenes salen de viaje, apenas levantan la mirada del dispositivo móvil, ni tienen tiempo para mirar por la otra ventana, la de la vida real. Eso sí, comparten en su Chat cosas de lo más variopintas con sus otros amigos, mientras escuchan unos sonidos que no me atrevería a llamar música por el gran respeto que le tengo al arte. A su lado, otro compañero desafía a otro amigo a un juego virtual, en donde la sangre es tan real, que casi salpica la butaca del autobús. Curiosamente, estos dos chicos son los mejores amigos de la clase y no son capaces de compartir una sola palabra a lo largo de todo el viaje. Un viaje a ninguna parte, ya que cuando salen a hacer la visita organizada, deben cerrar la sesión y desconectar por unos minutos para aburrirse en compañía del resto de compañeros “viajeros silenciosos” y de los tutores, profesores o padres. Pérdida de tiempo, que al final tiene su recompensa, ¡¡¡ el viaje de vuelta será mucho más excitante ¡!!.

Shout. “Reflexión 3”: Cuanto es el impacto de los medios y del entorno digital en la vida real?. Es necesario elaborar indicadores para la sociedad de las perdonas? Follow Me 10 hours ago

Y a quién le importa donde estuvimos o que hicimos, si incluso nuestros padres son componente activo de la comunidad, exigiendo estar permanente informados a través del chat, y si en alguna llamada, Twit, Chat, Sms no nos contesta se crea estado de alerta inmediata. Lo importante es que lleguen bien…y no les pase nada. Pero si, les ha pasado mucho y a nadie parece importar.

La inmediatez, la necesidad de, la seguridad-inseguridad…permanentemente angustiados por…el control? ¿de qué y para qué?.

Shout. Reflexión. Una sociedad digital no es perfecta, pero requiere de una redefinicion global de Una Nueva Etica Digital Humanistica.Follow Me 10 hours ago

La sociedad que se está cimentando en este nuevo siglo es demasiado frágil. Se habla de generaciones perdidas, de estas ha habido muchas a lo largo de la historia de la humanidad y el tiempo casi las ha borrado. Una generación muy preparada, pero en que?. Acaso tener un título universitario y algún idioma es una buena preparación?. Depende para qué. Eso sí, se puede cumplimentar con muchos likes, amigos y seguidores.

En una reciente conversación con alumnos de la universidad de imagen, tuve la oportunidad de charlar sobre su visión del mundo actual e internet. Su gran paradigma. Allí está todo, al alcance de la mano y además es gratis, me comentaban. Porque claro, si hay una página en donde puedo descargar esto o aquello, es porque alguien lo dejó allí para que yo lo cogiera. Y si no lo cojo yo, otro más listo lo hace y lo tiene antes que yo. Pero a mí no me importa la fuente, el autor, el coste. Está y basta, no?. Y si está en internet, es para que yo lo coja – sino – que lo quiten.

Los valores, la moral, la ética…?. Eso no se estudia en la universidad – afirma. No?…insisto. O creo que no, será una maría y ese día no me interesó. Dos largas horas de conversación, en donde me limitaba a escuchar y provocar algunas “reflexiones”, que siempre llevaban a la misma senda.

Pero esa es la realidad de hoy. Y hay que escucharla, comprenderla y actuar conscientemente para evitar que sea una generación límite, y acabe con la herencia y modelo de sociedad solidaria que tantos años y esfuerzos ha costado conseguir. Y es que la información que les hacemos llegar es fragmentada, mediatizada, banal y nada interesante. Ellos buscan canales mas sencillos y rapidos…que llevan a consideraciones muy primarias y peligrosas.

Shout. “Reflexión 4”. En un futuro Tinytwit, la diferencia entre individuo digital y robot tiende a cero. Follow Me 10 hours ago

Las nuevas mega-tendencias auguran grandes avances en la robótica, impresoras 3d que podrán construir robots en nuestra propia casa, el internet de las cosas, en donde todo estará controlado…por alguien. La información y mensajes de comunicación se verá reducida a 50 caracteres, para que más?, además así se optimizan los flujos de datos. No se podrán mantener determinados servicios básicos, que curiosamente sólo pueden, de momento, ser atendidos por personas. Y las personas son caras, los robots no. Las fábricas reducirán en personal intensivo, ya que estarán completamente robotizadas, por lo que se podrán construir en cualquier lugar y en particular en donde las regulaciones y costes sean menores.

Los coches se guiarán solos, y los aviones, y los barcos y las comunicaciones…y las casas y las cosas…y?

Y pensar?, cada vez menos…que piensen ellos.

Y pensaron…las maquinas.

¡¡¡ Ahora TU, no dejes de andar !!!

Buenas noches y buena suerte.

Carlos J. Ochoa Fernández ©

Trends, Challenges and Innovation Spaces for Digital Engineering

If we wish to prepare a generation of professionals and experts in the Industry and Energy field to can solve real-world problems, we must give them real-world problems to solve.

chemical plant

One of the greatest challenges of today’s society and in particular the European Union is to develop a more competitive, efficient, productive, innovative and under a high added value sustainable model industry.

An industry, able to lead both strategic and emerging sectors by creating high valued job positions, requires its efforts to focus on R&D+I and knowledge management. And to do this, it is necessary to make an incremental effort in each and every one of the components that directly or indirectly affect the industry. The purpose is to promote new forms and methods for learning and training of professionals that will be drawn into the market, and training and adaptation of existing professionals to be more competitive in their present positions by using more effective digital technologies and processes.

The New Digital Era is beginning to define a new global scenario, which goes further than the simple digitization of objects and things. It is a new context that involves a new way of thinking and adapting the knowledge, processes and procedures to this new backdrop, as well as its transmission to persons and professionals in this field. This is something that is very subtly present in our day to day and that is clearly reflected in digital engineering and in technologies, methods and procedures that are applied to several sectors such as medical, industrial, energy, water management, manufacture and telecommunication, etc.

To speak of digital engineering is to speak of simulation, virtual reality and so forth. Thomas Perkins already in 1985 clearly described this in his work Simulation Technology in Operator Training. Full-scope, plant specific simulators are part of a new reality. In which he explained how in the early 1970s the first simulators to be used in training plant operators in nuclear plants were developed. Many years have passed since then and there have been great changes in this field, both at the conceptual and operational level, which will be examined in detail in this work.

The future framework for training, learning and vocational training of professionals from the industry and energy sectors, leave permanently redefined from the experiences and case studies of working groups and national and international experts from a more global perspective.

Innovation is making headway in this complex world, where the contribution and converge of knowledge and technologies, procedures and interactive learning methods, is revolutionizing the world of e-training, for a more global and qualified professionals.

But in this process, we want to focus on one key success factor: “the use of digital technologies such as advanced simulators technologies, the serious gaming, augmented reality, on-line communication, integrated devices, geometry scanning, or digital interactive documents in order to improve the productivity, the quality, the security and the implementation methodology of these practices”.

The improvement in the development of professional’s activity, performed by digital engineering experts, is a key factor to resolve faster and better complex or critical situations. For this purpose, it is necessary to analyze and manage multiple and heterogeneous information, data, situations, localizations and databases, based on technology, to provide real solutions in a knowledge management environment.

Advanced Simulations, Game Based Training, Gammification, Augmented Reality and Digital Interactive Manuals offer new possibilities in the educational and professional training environment, allowing a greater involvement of students in their own learning context and a continuous digital content and tools evolution.

The teacher / tutor-student relationship is enhanced by the facilities that offer Simulations & Serious Games and Augmented Reality technology when creating virtual communities and tools for the use in the classroom in an effective, simple and friendly community. The efficient new technologies implementation in old organizations needs to adapt methods and procedures in a culture change program. Actions Based Training is the way to success.

Actions Based Learning ®, which is a new Technology Based Training Approach, depending on the organization and training project to address, creates a matrix that meets the requirements for every action, what user profile addresses each action, what type of training program, capacitive or training, the exchange of information and documentation to be used, the format and method to deliver information and the technology to use.

Serious Games, Virtual Reality, Advanced Simulators, Digital Text Books, Augmented Reality…and the integration with brand new devices and Actions Based Learning methods will drive this challenge to a new dimension of interactive training and maintenance and support of risk and critical situations. In which technology convergence, efficient knowledge management, sustainability and time will be the new drivers of Digital Engineering in the Energy and Industry fields.

Carlos J. Ochoa Fernández ©

The New Digital Era is Here to Stay.

The Contemporary Era is already a matter of the past. It finished by the end of the last decade and the “New Digital Age” has subtly come into our lives, but directly impacting each and every one of our daily activities.

Future is digital

Without realizing it, we begin a New Year in the same way we say goodbye to past years. It is already stacked in our minds, and almost falling into oblivion. But one thing’s for sure: we, full of good intentions and broken promises, are willing to face the New Year 2013 challenge.

One of the most common and rhetoric exercises we all do around this time is to set goals for the New Year. Objectives that we tend to forget to review or evaluate them in a critical and constructive way on its completion in order to learn something new. And I honestly think that this exercise should be prior to set ourselves new challenges, which are often product of an unrealistic Christmas euphoria that will lead us, “once again if time and strength do not prevent it”, to a sense of frustration and discouragement. But just in case we want to still remember them by the end of the year.

Last year has been really complicated in every respect, especially in referring to social, working and economic factors. And when I speak of “complicated”, I speak of “an optimistic view of the situation”. The most pressing projections are not good omens for the first several months of 2013.

However, this should not prevent us not to set ourselves realistic targets, which allow us first and foremost to have a strategy and a personal attitude and which help us to grow as a person and develop our excellent skills. Those stand out in critical situations, in which we are fighting endless external factors. Our primary purpose is to cope with optimism the path of life and feel better about ourselves in a complex environment.

The permanent feeling of dissatisfaction, frustration and fatigue, the wake of the protracted crisis, increased by pessimism, bad mood, apathy or disenchantment, does not take us into the best situations to overcome any internal or external situation and face daily tasks with a clear personal mission. And this undermines our physical and emotional capacity to react and act both freely and with a blind faith in ourselves.

Human beings have shown throughout their life that they have been able to adapt and evolve in much more complex and adverse situations than the current ones. The fact remains that the current situation affects a relatively small part of the total world population. However, it was the source or origin of modern civilization.

This makes me to reflect more deeply on our goals and not just on the speculation of the capitalist economic theory. We should perhaps deepen beyond the origin and rules governing our today’s democratic society models and the educational model (single model), based on a training aimed at the attainment of a qualified work oriented to training productive people for society and not to free and independent citizens able to think and choose freely, change the rules and adapt them to the real needs of a new, sustainable and modern society. A model change is a structural shift in its widest extent. That’s the definition of an Era change.

When the Contemporary Age was defined as the historical period between the French Revolution and today, it was determined at its maximum extent by including in the definition the word “today” as an infinite element in time. Throughout this time, we have lived in “the present”, in which great changes have occurred: demographic transitions, large demographic growths, arising of new emerging and developed countries, consumption generalization, etc., by raising the standard of living of most citizens from all over the world. In contrast, human beings create wide short-term disparities and uncertainties, such as the environmental impact and the scarcity of natural resources, among others.

And we return to the “today”, where the definition of Contemporaneity was set. Some major changes at a rate much higher than in past centuries are still happening “today”. Time has become a critical factor to measure and evaluate the changes and their impact in this new digital age.

This new contemporary and necessarily sustainable digital age is taking shape with the so-called Mega-Trends. Or, in other words, major trends that affect each and every one of the components existing on Earth that should ensure the sustainability of a global society model.

Seeing all this, I have no doubt that we find ourselves in a New Scenario, in which we are looking to a New Age following a remarkable process towards Digital society. The Contemporary Era is already a matter of the past. It finished by the end of the last decade and the new Digital Age has subtly come into our lives, but directly impacting each and every one of our daily activities. In this new Digital Age, ” the network ” has become the axis of our way to communicate, keep us informed, train and develop ourselves, work, participate, etc.

The Mega-Trends of the new Digital Era that will change the world we are living in.

I have tried to reflect on the following chart the common dominator from Mega-Trends, which were defined by several organizations, international consulting companies and universities in their studies for 2020, by analyzing the digital impact on each of them.

  1. Society: a community which takes place in a network system and is affected by demographic changes and new mobility patterns.
  2. Business: A new business environments’ development and a great impact of the knowledge-based economy.
  3. Technology: With a view to an interconnected digital world with great impact and dependence upon technological convergence.
  4. Energy: The demand increase for the emerging countries growth and the alternative and sustainable development.
  5. Citizens: A significant increase in the ageing, diversity and globalization of population. A development around big smart cities.
  6. Environment: A substantial impact of the climate change and the recycling of natural resources.
  7. Time: A smart and efficient time management in order to anticipate unforeseen situations or to compete favorably in a global situation.

And this, which appears to be a brief summary of a science fiction film, is the immediate present. In order to evaluate it visually and simply, one just has to go back ten years and see the impact of the changes made in present-day society by the Internet world, for instance.

In short, after this journey of the intangible things, the metaphor of digital and finite space in which we are living, through time, we just have to value “the person”, the human being, us. Humans are going now from being “the patient” to “the subject of the present”.

I wish each of you a good night, good luck and all the best for this “New Digital Age” we are about to enter.

Carlos J. Ochoa Fernández ©

On the Road Again. 2013 La Nueva Era Digital.

La Edad Contemporánea es ya cosa del pasado, se agotó a finales de la década pasada y la nueva Edad Digital ha entrado en nuestras vidas de una manera sutil pero impactando directamente en todas y cada una de nuestras actividades diarias.

christmas-2013-wallpapers.1jpg1

Y apenas sin darnos cuenta nos encontramos ante un nuevo año, con la misma cara con la que despedimos el anterior y los últimos pasados. Ya en el recuerdo y casi en el olvido. Pero eso sí, repletos de buenas intenciones y promesas incumplidas dispuestos a afrontar el nuevo reto del 2013.

Uno de los ejercicios más habituales y retóricos que hacemos todos por estas fechas, es fijarnos objetivos para el nuevo año. Objetivos que en la mayoría de los casos olvidamos repasar o valorar de una manera crítica y constructiva a la finalización del mismo, con el fin de obtener alguna lección aprendida. Y sinceramente, creo que este ejercicio debería ser previo a fijarnos nuevos retos, que muchas veces son producto de una euforia navideña poco realista y que nos llevará, “una vez más y si el tiempo y la fuerza no lo remedian”, a la frustración y el desánimo. Pero sólo en el caso de que los queramos recordar al final del año.

Este año pasado ha sido realmente complicado en todos los aspectos, especialmente en lo referente a lo social, laboral y económico. Si se me acepta complicado como una acepción optimista de la situación. Y las proyecciones más inmediatas no nos desvelan buenos presagios para los primeros meses del recién iniciado año.

Sin embargo, esto no debe ser óbice para no fijarnos unos objetivos realistas, que nos permitan ante todo, tener una estrategia y actitud personal vital y que nos ayude a crecer más como personas y desarrollar nuestras habilidades excelentes. Esas que sobresalen en situaciones críticas, en las que luchamos contra infinitos factores externos. Con un fin primordial, afrontar con optimismo el camino de la vida y sentirnos a gusto con nosotros mismos en un entorno complejo.

La permanente sensación de insatisfacción, frustración y cansancio ante la situación de crisis prolongada, aumentada por el pesimismo, el mal humor, la desidia o el desencanto, y no nos dispone en la mejor de las situaciones para superar cualquier situación interior o exterior y afrontar el día a día con una misión personal clara. Y esto merma toda nuestra capacidad física y emocional para reaccionar y actuar libremente y con fe ciega en nosotros mismos.

El ser humano ha demostrado a lo largo de su vida y desarrollo, que ha sabido adaptarse y evolucionar en situaciones mucho más desfavorables y complejas que las actuales. Y no es menos cierto, que la situación actual afecta a una parte relativamente pequeña del total de la población mundial. Y sin embargo, un día fue la fuente y origen de la civilización moderna.

Esto me lleva a realizar una reflexión un poco más profunda, evitando quedarme en la mera especulación de la teoría económica capitalista. Quizá deberíamos profundizar más allá de los orígenes y reglas que rigen nuestros modelos de sociedad democrática actual y el modelo educativo (modelo único), basado en una formación orientada a la consecución de un trabajo cualificado y demandado socialmente, orientado a formar personas productivas para la sociedad y no a ciudadanos libres e independientes con capacidad de pensar y elegir libremente y de forma distinta, cambiar las reglas y adaptarlas a las necesidades reales de una nueva sociedad sostenible y moderna. Un cambio de modelo es un cambio estructural en su más amplia magnitud. Esto es, un cambio de era.

Cuando se definió la Edad Contemporánea como el periodo histórico comprendido entre la Revolución francesa y la actualidad, se acotó esta época en su máxima magnitud, al incluir en la definición “la actualidad” como elemento infinito en el tiempo. A lo largo de esta época, hemos vivido en “la actualidad”, en la que se han producido grandes cambios: transiciones demográficas, grandes crecimientos demográficos, aparición de nuevos países emergentes y desarrollados, la generalización del consumo, etc…elevando el nivel de vida de una mayor parte de los ciudadanos del mundo. Pero por el contrario, creando grandes desigualdades e incertidumbres a corto plazo, como el impacto medioambiental y la escasez de los recursos naturales…entre otros.

Y volvemos a “la actualidad”, en donde se nos ancló la definición de Contemporaneidad. En la que se siguen produciendo grandes cambios y cada vez a una velocidad muy superior a la que se produjeron en los siglos pasados. El tiempo se ha convertido en un factor crítico para medir, y evaluar los cambios y su impacto en esta nueva Era Digital.

Esta Era Digital, contemporánea y necesariamente sostenible, se va configurando a través de lo que se denominan Mega-Trends. O lo que es lo mismo, grandes tendencias que afectan a todos y cada uno de los componentes de este planeta, todavía llamado Tierra y que deben velar por la sostenibilidad de un modelo de sociedad global.

Viendo este escenario, al menos a mí y a título personal, no me queda duda alguna de que nos encontramos inmersos en un Nuevo Escenario. Escenario en el que se va diluyendo una vieja Era y se va dibujando una Nueva, en un proceso de transición meteórica hacia la sociedad Digital y en Red. La Edad Contemporánea es ya cosa del pasado, se agotó a finales de la década pasada y la Edad Digital ha entrado en nuestras vidas de una manera sutil pero impactando directamente en todas y cada una de nuestras actividades diarias. En esta nueva Edad Digital, “la red” se ha convertido en el eje fundamental de nuestra actividad para comunicarnos, informarnos, formarnos, desarrollarnos, trabajar, participar, …

Las Mega-Trends de la Nueva Era Digital. Grandes tendencias que cambiarán el mundo en el que vivimos.

He intentado reflejar en el cuadro siguiente, el común denominador de las Mega-Trends definidas por las distintas organizaciones, consultoras internacionales y universidades en sus estudios para el periodo 2020. Analizando el impacto de lo digital sobre cada una de ellas.

1.- Sociedad: Una sociedad que se desarrolla en Red, afectada por los cambios demográficos y nuevos patrones de movilidad

2.- Negocio: Desarrollo de nuevos ecosistemas de negocio y fuerte impacto de la economía del conocimiento

3.- Tecnología: Hacia un mundo digital interconectado con fuerte impacto y dependencia de la convergencia tecnológica

4.- Energía: Fuerte aumento de la demanda por el crecimiento de países emergentes y desarrollo de alternativas y sostenibles

5.- Ciudadanos: Fuerte aumento del envejecimiento, diversidad y globalización. Desarrollo alrededor de grandes ciudades inteligentes

6.- Medio Ambiente: Notable impacto del cambio climático y reciclado de recursos

7.- Tiempo: Gestión inteligente y eficiente del tiempo para anticiparse a situaciones imprevistas, o competir en situación global ventajosa.

Esto, que parece un breve resumen de un guion de película de ciencia ficción del futuro, es el presente inmediato. Para evaluarlo de una manera sencilla y visual, sólo bastaría con echar la vista atrás una década y vez el impacto de los cambios producidos en la sociedad actual a través del mundo de internet, por ejemplo. De todo esto y mucho mas hablaremos y reflexionaremos a lo largo de este año.

En definitiva, tras este ejercicio de recorrido por el tiempo de las cosas intangibles, la metáfora de lo digital y el espacio finito en el que nos desenvolvemos, nos queda poner en valor a “la persona”, el ser humano, a nosotros. Dejando de una vez para siempre de ser “sujeto paciente” a ser “actor libre y principal del presente”.

Buenas noches, buena suerte y mis mejores deseos para esta “Nueva Era Digital” en la que nos adentramos.

Carlos J. Ochoa Fernández ©

MIRANDO A EUROPA

Las empresas españolas miran desesperadamente al exterior como única oportunidad de supervivencia. Pero la necesidad y la voluntad no son suficientes para triunfar, hay que estar muy preparado para competir en la “Premier”.

A lo largo de estos largos meses de ausencia, de este mi espacio de reflexión, me he embarcado en un interesante y emocionante proyecto emprendedor que me tiene completamente dedicado en cuerpo y mente: Internacionalizar una pyme española y lanzarla a competir globalmente con los “Best in Class” del mundo digital.

Un proyecto ambicioso sin duda, en el que se conjugan retos personales, profesionales y empresariales, combinando juventud, conocimiento, talento y una voluntad de ser “alguien importante” en este entorno altamente competitivo. Y lo vamos a conseguir, sin duda, con mucho esfuerzo, trabajo duro, dedicación y foco máximo en los objetivos que nos hemos fijado en nuestro plan estratégico.

Pero no era este el objeto principal de mi artículo, si no más bien, el realizar una reflexión sobre lo que ha sido la experiencia vital y global de estos meses en los que he podido contrastar distintas realidades internacionales, tanto en Europa como en el resto del mundo.

En unas recientes jornadas celebradas en Madrid, sobre el 7º Programa Marco de la I+D de la Unión Europea para ayudar a las empresas españolas a tener éxito en las convocatorias del 2013, se nos alentó desde la mesa presidencial a buscar la vía exterior como única salida a sobrevivir financieramente, ya que la situación del país es realmente mala. Incluso se recordaron frases trasnochadas de Margaret Thatcher, que ya en su día lanzó a las sufridas tropas empresariales y centros de investigación en busca del mana europeo. Muy mal deben estar las cosas, cuando desde los más altos responsables de las instituciones nacionales se manejan algoritmos y formulas del siglo pasado.

Eran otros tiempos, otros escenarios y otras situaciones que deben analizarse detenidamente antes de viajar como la armada invencible y volver derrotados a los cuarteles de invierno sin haber disparado un solo tiro.

Pero así es, dicho y hecho. A lo largo de esta semana pasada, he tenido la oportunidad de viajar a Alemania, Polonia y Bélgica para asistir a distintos eventos de Networking organizados por la Unión Europea y ver de primera mano, como el número de empresas, organismos y entidades españolas que han salido a buscar desesperadamente alguna vía, alianza o consorcio duplicaba al número de participantes del siguiente país más numeroso. Pero por otro lado, el perfil de las pequeñas empresas españolas, especialmente me centraré en estas, en comparación con la media europea, estaba bastante desenfocado y disparaban a todo lo que se movía. Esto es, parecía la vieja historia del charlatán en la plaza del pueblo “cómpreme algo que tengo de casi todo”, bueno, bonito y barato.

La Comisión Europea, a la cual pertenecemos desde hace mas de dos décadas, y es bueno recordarlo, ya que a veces sólo nos acordamos de ella cuando tenemos que pedir y nada mas, ha puesto en marcha un ambicioso programa de incentivación y creación de empleo a través del desarrollo de un nuevo y fortalecido tejido emprendedor basado en pymes. Y sólo a través del desarrollo exitoso de este programa, se ve la oportunidad de creación de empleo más cualificado, estable y sostenible a lo largo de todos y cada uno de los países que conforman la Unión. Para ello, dentro del 7º Programa Marco del I+D+i, se fomenta e incentiva especialmente la implicación de pymes tecnológicas y su participación en los consorcios como elementos de aportación de valor y contribución diferencial y no meros acompañantes, como ha ocurrido hasta ahora.

Esto, sin duda, es una oportunidad a la que no podemos renunciar y es la hora de prepararse para competir en la Primera División Europea y estar en disposición de jugar los play-offs.

¿ Pero que es prepararse para competir?.

La pyme española, especialmente las tecnológicas, tienen un buen número de virtudes y es lo que en alguna medida, nos permite precualificarnos a la hora de competir en Europa: voluntad, ideas innovadoras, talento, vocación, buena formación y conocimientos técnicos cualificados, espíritu de sacrificio…pero esto, no es suficiente. Se puede ser bueno, pero hay que ser excelente para competir y ganar. A los subcampeones nadie los recuerda.

Ser excelente supone tener una visión clara, definida y líder del proyecto empresarial que queremos abordar. Un compromiso con la excelencia, que va más allá de hacer las cosas bien y con mucho esfuerzo. Hay que hacerlas mejor que nadie y además que lo parezca. Esto es, hay que venderlo mejor que nadie.

Ser excelente es tener el mejor equipo para llevar a cabo este proyecto. Los mejores directivos, los mejores técnicos y más formados y los empleados más cualificados y comprometidos con un proyecto común. Y todos comprometidos con el éxito.

Ser excelente es tener un plan de negocio que soporta la idea empresarial, que sea creíble y sin duda se vaya a cumplir, incluso mejorando las expectativas, ya que debe ser real. Y si es real, los mejores siempre superan las expectativas. Para ello, hay que ser humilde y aprender de la competencia todos los días, de manera que nos podamos anticipar en cada momento y seguir aprendiendo y mejorando constantemente.

Ser excelente es tener capacidad de re-aprender y rectificar en marcha. Cambiando la rueda que se pincha, sin necesidad de parar la maquina. Y trabajar a medio y largo plazo de una forma estratégica. Las tácticas a corto plazo, suelen desenfocar a las empresas y desvirtuar la visión de forma inmediata. Lo que nos lleva al fracaso sin previo aviso.

Ser excelente, es definir en un plan estratégico todo lo que queremos hacer para llegar a ser los Champions. Y aquí, es en donde se debe reflejar una política de inversiones, partners y alianzas e I+D+i, ligada al “core busines” de la empresa y nunca como una vía de potencial financiación a corto y medio plazo de algo que nada tiene que ver con nuestro negocio.

Ser excelente es tener la capacidad de aglutinar alrededor de nuestro proyecto a los mejores partners, a los que aportamos valor y que nos aportan conocimiento y experiencia, para juntos establecer una alianza ganadora y que nos permitirá desarrollar nuestro proyecto a largo plazo y de una manera sostenible. El gran reto de la pyme española es crecer sosteniblemente en el tiempo.

A falta de unas directrices estratégicas por parte de una administración, perdida en tácticas corto-placistas, tapando fugas y cosiendo rotos, sin una visión estratégica de estado, nuestra visión debe ser global y fijarnos una estrategia próxima a las necesidades y demandas globales. Especialmente en el sector de las nuevas tecnologías, en donde la competencia es altísima, el reto esta en la excelencia, la creatividad y la innovación. Creatividad e innovación, a los españoles nos sobra, pero capacidad productiva, rentabilidad y en definitiva, excelencia, nos queda mucho por andar. Pongámonos a ello como parte de nuestro entrenamiento diario y de esta manera nuestras oportunidades se multiplicaran de forma exponencial para poder no sólo competir, sino ganar. Esta liga es muy larga y el camino duro y difícil, sólo con entrenamiento diario, constancia y continuidad estaremos en disposición de alcanzar nuestro objetivo: Europa.

Buenas tardes y buena suerte.

 

Carlos J. Ochoa Fernández ©